LEGOs de cars 2

Encuentra tu LEGO favorito al mejor precio con nuestro buscador de ofertas

 

LEGOs de cars 2 es una gran serie que seguramente traerá un montón de diversión para sus hijos.

Aunque LEGOs de cars 2 es posible que no sea el equipo más avanzado para crear, existen muchas funciones de juego, y tiene un tamaño pasmante cuando está construido.

Cada parte de Lego debe construirse con un nivel de precisión muy alto, lo cual provoca que estés construyendo con materiales de alta definición.

Este kit es un enorme regalo de cumpleaños, Navidad o espontáneo para niños a partir de 6 años a los que les agrade el juego de rol imaginativo.

Ahora en ofertaMás vendido Nº 1
Cars 3
  • PILOTOS MASCOTA Y ESCENARIOS DE CARRERAS: los jugadores podrán unirse a Rayo McQueen y a Cruz Ramírez mientras se preparan para vencer a Jackson Storm, su gran rival
  • SEIS MODOS DE JUEGO: los jugadores podrán disfrutar de seis emocionantes modos de juego en los que podrán entrenarse para mejorar las habilidades de su personaje
  • EVOLUCIÓN BASADA EN LA HABILIDAD: el juego anima a los jugadores a dominar sus habilidades de conducción. Los jugadores podrán perfeccionar una gran variedad de habilidades y capacidades, entre las que se incluyen derrapes, turbo, En la zona, conducción a dos ruedas, conducción marcha atrás y embestidas laterales
  • JUEGO INMEDIATO: el juego ofrece una experiencia emocionante y cargada de acción en la que el entrenamiento y la habilidad proporcionarán una experiencia de carreras inolvidable para todos los jugadores
  • JUEGO COOPERATIVO EN PANTALLA DIVIDIDA: los jugadores podrán enfrentarse a familiares y amigos en casa por medio de las partidas cooperativas en pantalla dividida

 

Cargar más productos

 

Ofertas LEGOs de cars 2

Lego Art es una línea de creaciones de retratos diseñados para constructores adultos. Cada juego cuenta con piezas pequeñas del tamaño de una cuenta y un cuadro que se usa para armar un letrero de arte pop.

Hace una década, daba la sensación de que Lego no tenía mucho futuro. En 2003, la compañía -con sede en un diminuto pueblo danés llamado Billund y propiedad de la misma familia que la creó antes de la Segunda Guerra Mundial- se encontraba al filo de la quiebra, con problemas que avizoraban como la podredumbre de un árbol.